Villafaña refleja sobre su séptimo torneo con el club | Villafaña reflects on seventh season with the club

Midfielder ended the season tied for the team lead in assists despite battling injuries

Jorge Villafana Reserves

Photo Credit: 
Olivia Cervantes

Siendo el integrante que cuenta con más años de participación con el club, el mediocampista de Chivas USA Jorge Villafaña señaló que su séptimo torneo con el Rebaño Angelino sin duda consistió de altas y bajas.

El nativo de Anaheim, Calif. a sus 24 años de edad llegó a la campaña del 2013 buscando impresionar al nuevo cuerpo técnico y ganarse un puesto entre los 11 titulares. Sin embargo, sus planes originales pronto se vieron truncados al sufrir una lesión en su tobillo que lo dejó sin una larga preparación durante la pretemporada.

Durante el 2012, el mediocampista zurdo disputó 14 partidos desenvolviéndose como defensa lateral cuando se le requería. Sin embargo, en el 2013, el jugador se vio forzado a comenzar el torneo desde la banca. En la cuarta jornada, en casa del Chicago Fire, se le concedió su primera actuación ingresando como suplente al comienzo de la segunda mitad. Sus centros desde la banda izquierda, pases que le han caracterizado como jugador durante su estadía, lo ayudaron a dar una asistencia en la goleada de 4-1.

Desde entonces, Villafaña alineó en 15 de sus próximos 19 actuaciones y por un momento se ubicó en los primeros lugares de la Major League Soccer en la categoría de asistencias, lo que hizo que los recuerdos de su lesión sin duda desaparecieran.

“Es una experiencia bonita regresar otro año más y seguir jugando para Chivas USA”, comentó Villafaña. “Es un gran cariño que le tengo al equipo. Cada año se hace el esfuerzo y se trata de hacer lo máximo para ayudar al equipo”.

Sin embargo, su éxito se vio interrumpido una vez más, al sufrir una lesión en el dedo pequeño de su pie izquierdo en el tercio final del torneo, lo que reveló que fue la primera vez en su carrera que se le detuvo no por una, sino por dos lesiones fuertes que lo obligaron a quedarse fuera por semanas.

A pesar de una temporada complicada, Villafaña se mantuvo positivo y siempre a las órdenes de cualquier compañero recién llegado a la Liga que le pidiera algún consejo. El cuadro angelino fue el club más joven de la temporada 2013 de la MLS, y quizás fue la causa de que no se pudiera concretar en los partidos en que llevaban la ventaja en el marcador a pocos minutos del final del encuentro, lo que los dejó fuera de mantenerse competitivos en una complicada Conferencia del Oeste.

“Siempre se trata de ayudar a los compañeros. Todos estamos jóvenes aquí y tenemos mucho que aprender pero siempre hay que aportar en lo que se sabe y escuchar y aprender de las demás personas también.

“Uno tiene metas de futuro de siempre mejorar y pensar en lo que se hizo bien y en lo que se hizo mal. La meta siempre es llevar al equipo a lugares altos, a la Liguilla”

Junto con Villafaña, los Rojiblancos ahora cuentan con casi una docena de jugadores con cuatro o más años de experiencia en la Liga, lo que el club intentará acoplar con la infusión del joven talento rumbo al 2014.

Al igual que sus compañeros, Villafaña comenta que el equipo puede verse mejorado en la siguiente temporada con la inclusión de jugadores con experiencia en la MLS.

“Es importante la continuidad, dejar al equipo con una base”, agregó Villafaña. “Es un equipo joven que se empezó a conocer este año. Estaría bien que haya más experiencia. Creo que la experiencia no le afecta a nadie y más que se complemente con la juventud para que el siguiente año sea bueno para Chivas USA”.

*******************

As the player with the most years of experience with the club under his belt, Chivas USA midfielder Jorge Villafaña says his seventh season was indeed one where he experienced highs and lows.

The 24-year-old Anaheim, Calif. native looked to come into the 2013 campaign and impress the new coaching staff, but was soon slowed down by an ankle injury that limited his preparation during preseason camp.

The left-footed winger appeared in 14 games in 2012 and also started matches at left back when called upon, but was forced to start this season watching from the bench. By Week 4, however, in a road match against the Chicago Fire, Villafaña came on as a sub to start the second half and was able to display his trademark crosses from the left sideline while delivering an assist in the 4-1 rout.

From then, Villafaña went on to start in 15 of his next 19 matches, and momentarily took his place near the top of the League lead in assists, which helped the former academy product erase any memory of the injury.

“It’s a great experience every time to return for another year to play with Chivas USA,” Villafaña said. “I have a great fondness for the club. Every year we put forth the effort to try and do the most possible for the team.”

Yet, his success was again interrupted. Villafaña suffered a left toe fracture toward the tail end of the season, which he acknowledged was the first time in his career in which he was hit with not one but two notable injuries that kept him sidelined for weeks. 

Despite a rocky season, Villafaña remained positive and was always willing to lend support or advice to any of the newcomers to the League. The 2013 Rojiblancos edition was at times by far the youngest team in Major League Soccer, and as a result, struggled to secure a number of late leads that could have swung the team’s fortunes and keep it near the middle of the pack in the highly competitive Western Conference.

“You always try and help out your teammates. We are all young here and have a lot to learn, but one has to contribute with what you know and also listen and learn from others as well. 

“One always has goals for the future to always improve and reflect on what was done well and what was done badly. The goal is always to take the team to the top, to the playoffs.”

Together with Villafaña, the Rojiblancos now have nearly a dozen players with four or more seasons of MLS experience under their belt, which the club will look to blend with the infusion of young talent heading into 2014.

Like his teammates, Villafaña says that the team could be bolstered with the addition of a bit more MLS experienced and tested players ahead of next season.

“It’s important to have continuity, to have a set base for the team,” Villafaña added. “It’s a young team that began to get to know each other this season. It would be good to add more experience. I think experience never hurts anyone, especially if it can compliment itself with the youth so that next season can be a good one for Chivas USA.”