Por el amor al juego

Marky Delgado signs with Chivas USA

Photo Credit: 
Juan Paz

Convertirse en un futbolista profesional es algo que millones de niños sueñan. Trabajan arduamente, sobrepasan muchos obstáculos y hacen varios sacrificios, pero al final del día, sólo los fuertes y talentosos llegan a la cima. El lunes pasado, el mediocampista de 16 años, Marco Delgado (también conocido como Marky), firmó su primer contrato profesional como jugador proveniente de las fuerzas básicas de Chivas USA, y llegar a donde está ahora no fue fácil, ni llegó de la noche a la mañana.

Creciendo en Glendora, California, con padres mexicanos, Marky viene de una familia de cinco integrantes; tiene dos hermanos mayores, y un hermano y hermana menor. La mamá de Marky, Mireya Delgado, recuerda que el mediocampista ha estado pateando una pelota desde que estaba en la andadera. A la edad de cuatro años, Marky empezó a jugar fútbol dentro del Pomona Youth Soccer League, en donde por su tremendo talento, su  edad fue puesta en entredicho.

“Marky siempre quería estar jugando fútbol”, dijo la Señora Delgado. “Cuando se acababa el partido con su equipo, el  sólo buscaba jugar otro partido, con otro equipo. Mi esposo y yo nos queríamos ir a la casa, pero Marky terminaba jugando tres partidos en un día”.

Marky continuó jugando fútbol en Pomona hasta los 14 años, cuando se integró a la Academia Cosmos West, ahora la Academia Juvenil de Chivas USA. En el mismo año, Marky se integró al Programa de Residencia del equipo Sub-17 de Estados Unidos, en Florida, en donde estuvo en el otoño de 2010 y primavera de 2011. Desde su integración al primer equipo de Chivas USA en la pretemporada 2012, Marky ha jugado en cuatro partidos del equipo de las Reservas, siendo titular en tres de ellos.

Con solo 16 años, Marky no puede manejar al entrenamiento todos los días, lo que trae como consecuencia que su mamá, acompañada de la hermanita de Marky, Ruby, conduzca aproximadamente 80 millas, por el viaje redondo, rumbo a El Home Depot Center. Durante el entrenamiento, la Señora Delgado y Ruby esperan a Marky, para de ahí, dirigirse hacia El Segundo, en donde el joven jugador está completando su diploma de preparatoria, mientras que su papá trabaja un turno completo y tiempo extra, para proveer lo necesario para su familia.

“Todas las cosas que hemos pasado y todos los sacrificios que él ha hecho están dando frutos”, comentó la señora Delgado. “Ahora le toca a Marky seguir trabajando duro y aprovechar esta increíble oportunidad”.