Con corazón rojiblanco inquebrantable

Aficionado ejemplo de Fortaleza, aún en su fragilidad

Jorge Vergara Antonio Cue Daniel Amaya

Photo Credit: 
Chivas USA

Desde su nacimiento, hace 18 años, Daniel Amaya ha sufrido más de 300 quebraduras en sus huesos, pero su corazón sigue intacto. La enfermedad congénita que lo afecta es osteogénesis imperfecta, también conocida como ¨la enfermedad de los huesos de cristal¨. Sin embargo, su pasión por el equipo Chivas USA es fiel compañera. Los balones autografiados por los rojiblancos están celosamente guardados en el clóset de su habitación, ¨Para que no se me vayan a ensuciar y nadie vaya a jugar con ellos. Algún día podré comprarles los estuches para que estén protegidos y tenerlos a la vista de todos¨, nos comentó lleno de ánimo.

Daniel es el aficionado que cualquier equipo envidiaría tener. Acompañado de sus padres, originarios de El Salvador, Ana y Adolfo Amaya, asiste a todos y cada uno de los encuentros de Chivas USA con su asiento de temporada. Su padre le heredó su favoritismo hacia los Rojiblancos, ¨Mi papá y yo somos ´fans´ de Chivas de Guadalajara y cuando Chivas USA llegó a Los Angeles, inmediatamente comenzamos a apoyarlos¨, agregó el joven, quien recientemente conoció a Jorge Vergara, copropietario de Chivas USA y a Angelica Fuentes, quienes hicieron una visita a Los Ángeles el pasado 21 de mayo en el partido ante el LA Galaxy.

¨Justin Braun es mi jugador favorito. Necesita que le den más balones para que pueda meter más goles, ya lo demostró en el encuentro frente a los Red Bulls (NY)¨, dijo. Y contrario a lo que pudiera pensarse, si Daniel pudiera jugar futbol, ¨Jugaría en la defensa, porque así podría defender a mi equipo para no perder. No dejaría pasar ningún balón hacia nuestra portería¨, agregó convencido.

Daniel le agradece al entrenador de Chivas USA, Robin Fraser, que le haya dado la oportunidad y consistencia al guardameta Dan Kennedy, ¨Kennedy lo está haciendo muy bien, 6 goles en 8 partidos no está mal¨, y sugirió que la estrategia para ganarle al Columbus Crew este sábado sería, ¨Mantener el balón y darle pases a Justin (Braun)¨. Además, pronostica un triunfo de Chivas USA (2-1) sobre Columbus.

Daniel le agradece a sus padres, ¨por estar siempre ahí por mí y por llevarme a los juegos de Chivas USA¨. Además, dijo, le quedan dos sueños por cumplir, ¨Quisiera ser entrenador de Chivas USA por un día, y ver a mis Rojiblancos ganar el campeonato de la MLS con un triunfo sobre el Galaxy¨, finalizó.

La fortaleza de su corazón sobrepasa la fragilidad de sus huesos. La pasión desplegada por el futbol y las Chivas USA son ejemplo de lo que un verdadero aficionado siente por su equipo. Asistir a cada partido, para Daniel, significa un gran esfuerzo, pero la alegría que dice sentir después de cada encuentro es su mejor medicina. ¨Gane o pierda ahí estaré apoyando y gritando por mi equipo¨, finalizó.